Entradas

Mostrando entradas de julio, 2007

Delibes, Al Gore y las verdades incómodas

La angustia comienza a apoderarse del Tío Ratero cuando las ratas, su único alimento, empiezan a escasear en el río; será tristeza lo que sentirá Daniel El Mochuelo cuando tenga que dejar la vida del campo; Nini, el señor Cayo o Juan Gualberto el Barbas guardan conocimientos ancestrales que les permiten vivir en la naturaleza y rechazan un progreso que cambie forma de vida; Azarías no sentía más que ternura hacia su milana…
Son los personajes de Delibes, que muestran la preocupación del autor por la naturaleza y por la forma en que el progreso se vuelve contra el hombre. En su discurso de ingreso en la Academia de la Lengua (1975) pronunció unas palabras que hoy mantienen todavía toda su vigencia:

En la Naturaleza, apenas cabe el progreso. Todo cuanto sea conservar el medio es progresar; todo lo que signifique alterarlo esencialmente, es retroceder.

Con ellas comunicaba a los académicos una angustia que le ha acompañado durante mucho tiempo y que plasmó no sólo en los personajes de sus n…