Recomendamos "Coral Glynn" de Peter Cameron

Esta semana, en el espacio de libros de Hoy por Hoy Cuenca (Cadena Ser Cuenca) en el que colaboramos, hemos recomendado la novela Coral Glynn, del autor estadounidense Peter Cameron.
Biografía de Peter Cameron
Nació en Nueva Jersey, en EEUU 1959.
Estudió en Nueva York, donde se graduó en Literatura Inglesa. Ha trabajado en el mundo editorial y ha sido profesor en varias universidades norteamericanas.
Antes de publicar su primer libro, una colección de relatos titulada De un modo u otro (1986), había publicado varios cuentos en The New Yorker.
Desde entonces ha publicado siete libros que le han consolidado como un escritor de fama internacional, aunque en España no se han publicado todas. Las está editando Libros del Asteroide: Año bisiesto (1990), Un fin de semana (1994), pero que en España se ha publicado en 2018; Andorra (1997), Aquella tarde dorada (2002), Algún día este dolor te será útil (2007, en España en 2012) Coral Glynn (2012, en España en 2013).
Está considerado como uno de los autores más sutiles y emocionantes de la narrativa norteamericana contemporánea. Combina como pocos la sátira social y el retrato íntimo; es un autor nos hace reflexionar sobre la experiencia propia y las dificultades de conocer realmente a alguien. En sus novelas nos habla de la amistad, de las relaciones, de temas ya muy tratados en Literatura pero de una manera sorprendente, y cautivadora. Lo que realmente le interesa es ver cómo cambia la gente a partir de su interacción con otros.
Se han llevado al cine varias de sus novelas, «Algún día este dolor te será útil» y «Aquella tarde dorada», con las que él no ha quedado muy conforme.
Coral Glynn
Es una novela sorprendente, y muy original.
Tiene un arranque que parece inocente, parece que va a contar una historia pero va evolucionando y complicándose hacia lugares insospechados.
Está ambientada en Inglaterra los años posteriores a las II Guerra Mundial. Comienza 1950, cuando una joven enfermera, Coral, acepta un trabajo en una casa de campo, para cuidar a una anciana enferma. En la casa vive también su hijo Clement, un antiguo comandante todavía convaleciente de las heridas sufridas durante la segunda guerra. Se produce el acercamiento entre ambos: dos seres solitarios, con traumas, con pasados dolorosos.
Pero hay también un misterio
Hay un asesinato cerca de su casa, que complica su situación, por una serie de sucesos aparentemente fortuitos, que hacen que cambie la trama totalmente. Hay malentendidos, secretos y una investigación policial, de manera que una historia aparentemente de amor o de personas que buscan el amor, resulta ser otro tipo de historia.
Cameron es un maestro creando ambientes.
En esta novela acompaña la tristeza y el misterio  con un tono oscuro, melancólico, con un ambiente frío en la casa, con un bosque oscuro en una zona apartada, húmeda del campo inglés y mucha atención a los detalles.
Y también es un autor que indaga en las profundidades psicológicas de sus personajes.
Aquí nos habla de varias personas que buscan a cualquier precio la felicidad, empujados por un miedo a la soledad.  Pero sobre todo, lo que más me ha llamado la atención es cómo cada uno de ellos evoluciona de una manera muy pausada, casi imperceptible de una manera que va sorprendiendo y que te va intrigando, no puede dejar de leer.
Explora muy bien la complicación de los sentimientos, va revelando los matices de sus personajes y va creando una novela totalmente distinta a cualquier otra.
También habla de la presión enorme de la sociedad y las convenciones.
Bajo una apariencia de educación y corrección hay una presión en la sociedad inglesa de mediados de siglo que condiciona la vida y las decisiones de los personajes. Por la novela desfila una gran variedad de relaciones supuestamente “normales” que lo son solo en apariencia, matrimonios convencionales que no lo son o historias de amor frustradas o idealizadas. En realidad habla de la infelicidad de los que se pliegan a los compromisos sociales y del valor de los que no se resignan a ello.
Está estructurada en cinco partes muy bien encadenadas.

Esto y la forma de escribir, precisa, elegante, concisa,  hacen que sea muy fácil de leer. Con unas palabras muy bien escogidas, con mucha delicadeza. Escribe de una manera que es casi más importante lo que no se dice que lo que se muestra, porque es de esos autores que deja espacio al lector para que saque sus conclusiones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario