La Biblioteca del Parque: primera biblioteca popular de Cuenca


Cuando la Biblioteca Municipal de Cuenca empezó a funcionar, hace 12 años, se instalaron en los depósitos del Centro Cultural Aguirre los fondos procedentes de una antigua biblioteca que estuvo situada en el kiosco del Parque de San Julián, entonces Parque de Canalejas, una antepasada nuestra que prestó servicio bibliotecario en la ciudad por primera vez, y que aún recuerdan, con cariño, las personas mayores.
Esta biblioteca popular, fue organizada por el profesor de la Escuela Normal y –entonces- concejal del Ayuntamiento Don José Niño, a quien se le encomienda esta misión en el pleno del Ayuntamiento el  2 de abril de 1928. La Biblioteca, según el acta, se denominará de “Fray Luis de León” “en conmemoración del aniversario de tan ilustre poeta”.
En esta reunión, Niño explica sus gestiones y el criterio con el que ha seleccionado los libros para la colección: “prescindir en absoluto de toda obra que siendo exclusivamente científica no encaje por su aridez en el carácter ameno, ligero e instructivo que tienen en todas partes estas especiales bibliotecas de jardines públicos”.
Con esta idea, D. José suscribió al Ayuntamiento  a la “Biblioteca Popular Cervantes”.  También le había comprado al librero de la ciudad, el Sr. Escobar varias obras entre las que se encontraban novelas de Clarín y Blasco Ibáñez, Poesía de Rubén Darío o la obra de Fermín Caballero “Conquenses Ilustres”. El presupuesto ascendió a 500 pts., y recibió el visto bueno de la Comisión Municipal Permanente, que hace  constar en acta “la complacencia con que ve el celo desplegado por dicho señor Niño en pro de la cultura”.
Con paciencia y mucha voluntad, recurriendo a donaciones de diversas fuentes, consiguió inaugurar la biblioteca en este pequeño local con un millar de libros, el 15 de junio de 1928. Al día siguiente de la inauguración, José Niño manda un entusiasta artículo al periódico, en el que explica que ya había intentado crear una biblioteca Municipal en la ciudad con anterioridad pero al no recibir apoyo optó por una empresa “más modesta”, conocedor de otros proyectos similares en parques y jardines españoles, y convencido de estas bibliotecas son “una de las creaciones más delicadas de nuestra generación, y la manifestación más hermosa de la educación y la cultura modernas”.
Un año más tarde, ya habían pasado más de 9.000 lectores por la biblioteca, considerada todo un éxito en la prensa local. Con la Guerra Civil se interrumpe su funcionamiento,  aunque vuelve a ponerse en marcha de manera intermitente. Muchos conquenses recuerdan aún  con nostalgia aquélla biblioteca del parque. Habla de ello, por ejemplo, Antonio Rodríguez Saíz en su libro Cuenca en el recuerdo “Se inauguró el kiosco en 1926, y aunque su finalidad era –y es- servir para que la banda de música diera conciertos,  fue sede de una biblioteca popular. Pasados los años he visto en alguna temporada estival  volver a  poner en práctica esta misma iniciativa en el mismo lugar…”
También la recuerda Nicasio Guardia, en su libro El Parque de San Julián: “...la antigua biblioteca, que funcionaba en la parte baja del kiosco, en la que los niños de entonces leíamos las novelas de Emilio Salgari y nos encandilábamos con las aventuras de Yáñez y Sandokán; mi vicio por la lectura lo debo en gran parte a aquella biblioteca. Su reapertura se uniría a los concursos de ajedrez que se celebran todos los años y a las ferias del libro y exposiciones de coches antiguos y contribuirían al mantenimiento, con toda justicia, del parque”.
También muchos de nuestros usuarios habituales, los que vienen a diario a la Biblioteca del Centro Cultural Aguirre,  conservan un cariñoso recuerdo de la biblioteca popular “Fray Luis de León”.
Los libros que han sobrevivido al paso de los años se encuentran ahora en nuestra biblioteca, heredera de aquélla iniciativa  que abrió camino para llevar la lectura  a todos los  conquenses  ofreciendo libros entretenidos, variados,  accesibles, en una ubicación céntrica y en un entrono querido por todos… tras superar reticencias y obstáculos y haciendo Historia cultural.
Esperamos poder seguir investigando sobre ella y seguir contando lo que averigüemos. Si queréis aportar vuestro recuerdo, no dudéis en hablar con nosotros, recogeremos vuestra historia y la añadiremos en futuras entregas.

C.C.Aguirre, 1ª planta
biblioteca@cuenca.es
http://memoriadecuenca.wordpress.com


Comentarios

Entradas populares