jueves, agosto 02, 2012

Novela en construcción

Arturo Pérez Reverte está escribiendo una nueva novela. Según su editorial, Alfaguara, su tituló será El tango de la guardia vieja y se publicará en noviembre.
El autor, desde abril de este año, va publicando en un blog anotaciones sobre el trabajo que va realizando “sin método ni periodicidad fija”.











En http://novelaenconstruccion.com/ podemos encontrar una información valiosísima para lectores curiosos sobre el proceso creativo de la novela. Sus reflexiones incluyen desde breves anotaciones sobre el argumento y los personajes, a la documentación que utiliza (fotos, cartas); viajes y lugares que visita; personas con las que habla; reflexiones sobre lo que está escribiendo y lo que pretende al escribir…

Por ejemplo, en abril escribía (para él mismo y para nosotros) “Compleja, porque no es trama lineal. Hay saltos atrás y adelante en la acción. Eso hace necesaria una carpintería cauta”.
Otras veces, Pérez Reverte nos revela esas fascinantes maneras que tienen los escritores de documentarse y que tanta curiosidad nos despiertan como cuando aprende a forzar una caja fuerte gracias a unos contactos. No le basta con imaginarlo, leerlo, o que se lo cuenten, lo experimenta para luego añadir: “Uno de mis personajes se beneficiará de lo que acabo de aprender”.

Estas reflexiones constituyen una auténtica mina de inmenso valor para todos los que nos interesamos por la Literatura y sólo podemos despejar ciertas dudas cuando tenemos delante al autor. Con gran generosidad, Reverte nos ofrece este encuentro de una manera bien fácil, a golpe de ratón. Cuántas veces nos hemos preguntado en qué se inspira un autor para crear un personaje… nos cuenta que va a ver una obra de teatro en Buenos Aires, y uno de los actores le llama la atención: “Sus andares y tono gardelesco, útiles para construir el personaje de mi malevo Juan Rebeque”.

Y aún más: comparte las dudas que le asaltan a un autor mientras escribe. Sus secretos, cómo siente y respira la novela a cada momento del día. Casi podríamos tomar algunas entradas como si fueran breves sesiones de un taller de escritura “El problema en la novela, a veces, es recrear un mundo desaparecido, o en vías de. No copiarlo o imitarlo, pues, eso linda con el pastiche, sino conocerlo lo suficiente para lograr, después, que el lector se mueva por él con naturalidad”

“Aroma del Buenos Aires que intento resucitar en mi imaginación y en la novela. Decido meter también esta vieja casa de comidas en la novela”. “Seguramente ni lo mencionaré en el texto, pero para mover a los personajes es necesario saber que eso estaba ahí”.

Y para mentes despiertas, de las que reflexionan en torno a la Literatura, comparte sus reflexiones sobre cómo debe ser la literatura, qué debe perseguir: “A veces, corregir un párrafo o buscar la palabra que dé variedad y originalidad al texto, contar las cosas con naturalidad y limpieza —ése creo que debe ser el objetivo principal: naturalidad y limpieza—, es difícil”



No hay comentarios:

Publicar un comentario