jueves, septiembre 09, 2010

Compartir lecturas (punto com)

En los últimos tiempos hemos oído hablar de las redes sociales, las hemos visto aparecer sin saber muy bien qué eran; después, poco a poco, hemos comprendido su utilidad y se han instalado entre nosotros. Hoy son muchas las personas que tienen una cuenta de Facebook, entran en su Twitter o nos invitan a su Tuenti. Y todo con una sola finalidad: conectar gente con un mismo interés.
Los intereses que llevan a crear grupos virtuales son de muy distinto tipo: los hay que conectan a viejos amigos que no se ven desde hace tiempo (éste fue el objetivo de Classmates, web que se considera el origen de las redes sociales) y los hay que pretenden dar a conocer en todo el mundo a profesionales de distintos ámbitos como en la red como ocurre con la plataforma Xing. Naturalmente, no podía quedar al margen el mundo de los libros.
El interés por un género, por un autor o por un libro en concreto lleva a miles de personas a agruparse a través de las redes sociales para hablar con otros lectores con los que comparten esos intereses, esos gustos por un tipo de literatura en particular. Pero las redes sociales sobre libros no sirven únicamente para compartir opiniones acerca de libros, sino que también ofrecen la posibilidad de crear un listado virtual en el que mostrar los libros que estás leyendo, has leído o tienes intención de leer. En resumen, puedes tener en Internet un catálogo de tu propia biblioteca. leer más

1 comentario:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar