Premios al ganador y dos finalistas

PRIMER PREMIO

ÁNGELES

Hacía tres semanas incansables que los teólogos debatían sobre el sexo de los ángeles.
De pronto, el portero del concilio levantó la mano y preguntó:
-¿Quiénes tienen las alas más hermosas, los ángeles o los pájaros?
Los teólogos decidieron asesinar al portero, mas el portero salió volando.


Autor: ADOLFO BURRIEL BORQUE

PRIMER FINALISTA

Sorpresa, incredulidad y por último, un pánico aterrador.
El email sin remite tan sólo contenía tres palabras: “Morirás al amanecer”.
La policía acaba de marcharse de mi casa, tratarán de rastrear la dirección ip del remitente, me dicen que no me preocupe, que será cosa de algún conocido bromista, no obstante, han dejado un coche con dos agentes en el exterior “como precaución”.
No he pegado ojo en toda la noche. El sol se filtra lentamente por la ventana. A duras penas me levanto, consumido por el terror, y tomo un café. Enciendo el ordenador. Un nuevo correo electrónico destaca entre los demás por no llevar remitente. Lo abro tembloroso, el contenido me deja con una mueca de estupefacción indescriptible.
“Morirás al amanecer, la nueva novela de Moses Malone, ya en tu librería. Te sorprenderá”.
Autor: Ana María Jiménez Moral

SEGUNDO FINALISTA

Conversaciones ajenas

Desde muy niño siempre me ha gustado oír las conversaciones de otros. Cierto día acudí a la Casa de América. Se presentaba un libro de Augusto Monterroso titulado La vaca. Desde la tercera fila del anfiteatro me pareció adivinar a un escritor tímido, irónico, pero sin duda mofletudo. Tras una hora de palabrería, la sesión de tarde terminó con un aplauso caluroso, lo mínimo que se espera de un público que no paga entrada. Me quedé rezagado en mi silla, observando a la marabunta que se volcaba con y sobre el maestro, peleándose por conseguir un autógrafo “personalizado”. En medio de aquel tumulto, vi como una señora avanzaba dando cornadas a diestro y siniestro y no paró hasta que sus ojos bovinos se situaron frente al autor. Maestro —escuché que decía—.Cuánto me está gustando su relato del dinosaurio. ¡Ya voy por la mitad!


Autor: Yolanda Delgado Batista

Comentarios

Entradas populares