lunes, abril 20, 2009

Fallo del II Concurso de Microrrelatos de la Biblioteca Pública Municipal de Cuenca.

En Cuenca, a 15 de abril de dos mil nueve a las 17,00 horas, en la sala de reuniones del Centro Cultural Aguirre, se reúne el jurado encargado de fallar las obras presentadas al II Concurso de Microrrelatos, convocado por la Biblioteca Pública Municipal de Cuenca con motivo de los actos conmemorativos del Día Internacional del libro.

El jurado está compuesto por:

-D. Ángel Luis Luján Atienza, escritor, profesor de Literatura de la Escuela de Magisterio de la UCLM.

-D. Martín Muelas Herráiz, director de la Escuela de Magisterio de la UCLM en el Campus de Cuenca

-D. Pedro Mombiedro Sandovall, director de la Fundación de Cultura Ciudad de Cuenca.

Finalizado el plazo de recepción de los originales del II Concurso de Microrrelatos, se han recibido un total de 124 obras, de las que 123 cumplían los requisitos establecidos en las bases.

El premio al ganador recae por UNANIMIDAD, en la obra

"Moho", de Ernesto Ortega

El premio al finalista recae por UNANIMIDAD, Ex Aequo en las obras:

"Trufas", de Jonathan Hazout Jiménez

"En un lugar del recuerdo", de Julián Royuela Casamayor
________________________________

Moho

Al entrar en casa, noté un olor agrio. Tiré la americana sobre el sofá y fui a la nevera. Todavía no me había acostumbrado a hacer la compra para mí solo y siempre me sobraba comida que acababa pudriéndose. Además, cada vez salía más tarde de la oficina y, cuando llegaba a casa, me daba pereza cocinar. Prefería tomar unas tapas en cualquier bar. Husmeé en el cajón de las verduras: los tomates tenían buen aspecto y la lechuga aún estaba fresca. Inspeccioné los tuppers, me llevé un filete de pollo a la nariz, olfateé los restos de una lata de tomate que llevaba tres días abierta. Todo parecía en perfecto estado, pero un hedor me perseguía por el piso. Fue en el cuarto de baño, con la ducha abierta y la ropa por el suelo, cuando me di cuenta de que una fina capa de moho cubría mi cuerpo.

Autor: Ernesto Ortega

Trufas


La vida sería mejor si estos cerdos asquerosos no se comieran las trufas nada más encontrarlas. No pasa lo mismo con los perros del padre de Pablo Ahicar, que son capaces de recorrer dos hectáreas y media al día buscándolas. Cuando las encuentran marcan el lugar concreto con las patas delanteras y esperan sentados a que el padre de Pablo Ahícar las desentierre y las meta en su bolsa, junto a todas las demás, sin gruñir siquiera. Menudos perros. Mis cerdos se las comen, y no se te ocurra tratar de quitárselas de la boca. El año pasado le arrancaron dos dedos de la mano derecha a mi cuñado y se los comieron a la vez que las trufas. En realidad ningún miembro de mi familia les tiene demasiado aprecio a estos cerdos. Bueno, cerdas, porque son hembras. Encuentran tan fácilmente las trufas porque su olor se parece al de los machos, al menos para ellas; a mi los machos me huelen a mierda, igual que ellas.

Autor: Jonathan Hazout Jiménez

En un lugar del recuerdo.

Es mediodía. El sol se alza poderoso en su cenit y derrama su fuerza vital como plomo fundido sobre las áridas tierras manchegas, el calor es opresivo y el aire irrespirable pero han transcurrido cinco años y es hora de cumplir una promesa. Tiene sucias las calzas del polvo del camino. El cementerio no está precisamente cerca.

El labriego se sitúa frente a la lápida y traza toscamente la señal de la cruz sobre su rostro y pecho después hinca la rodilla en tierra en señal de respeto y comienza a sollozar. Nadie puede verle, tampoco le importa.
Lágrimas tan abundantes como sinceras resbalan por sus mejillas creando surcos en su recorrido. Los recuerdos le avasallan y en su rescate, llega una leve sonrisa.
Ya no quedan entuertos que enderezar ni ínsulas fantásticas que gobernar.

Autor: Julián Royuela Casamayor

3 comentarios:

  1. Me he quedado a cuadros al leer esto porque los tres microrrelatos seleccionados tienen algo en común: son horrorosos de malos.

    ResponderEliminar
  2. Pues el microrrelato ganador me parece bastante bueno.
    Para gustos los colores.

    ResponderEliminar
  3. hombre el ganador no esta malpero el de los cerdos... quizá tenga algo entre lineas, si lo tiene que lo explicen.

    ResponderEliminar