Mil países en la biblioteca

Durante el mes de julio, el mundo oriental ha invadido la sala de exposiciones del Centro Cultural Aguirre. La exposición Arte japonés en los libros del Fondo Juan March mostró las obras que, sobre este tema, se conservan en la Biblioteca Municipal de Cuenca. El verano se convierte en un buen momento para viajar a través de los libros a lugares exóticos como el lejano oriente.
Sin embargo, si nos detenemos a buscar un rato entre los libros encontraremos muchos otros destinos:
Veremos que oriente no termina con la exposición. En la sala infantil hay una serie de libros, tanto en japonés como en castellano, con historias desconocidas para el público español. Los libros en japonés son, entre otros, El carpintero y Oniroku [Daiku to Oniroku], la historia de un carpintero que pacta con un demonio (oni) para que construya un puente a cambio de sus ojos; la historia de Urashima Tarō, un pescador al que una tortuga premia por salvarla llevándole al reino del fondo del mar, pero sin poder volver a tierra; Extraño bambú, la historia de cómo un pueblo del interior encuentra el camino al mar; Tsuru Nioubō, una triste historia de una mujer-grulla o Suho y el caballo blanco [Suho no shiori uma], una bella historia de amistad entre un pastor de las estepas de Mongolia y su caballo. En español, Lao Lao y el dragón de hielo, El genio del jazmín y Cuentos de la China milenaria nos acercarán a la belleza del lejano oriente, mientras que Sagarmatha y El tesoro secreto del Tíbet nos llevarán a las cumbres del Himalaya.
Además, en la sala de préstamo encontraremos Japón y su duende, un viaje de José María Gironella a un país en el que encontró costumbres distintas y una forma de ser totalmente distinta al hombre occidental, mientras que Ana Tortajada, en El grito silenciado, narra su viaje a Paquistán y Afganistán. El arte de La India está presente en el Fondo Juan March con Six Indian painters y King Ashoka, Mahatma Gandhi and Nehru demostrando que Asia no está tan lejos.
Las selvas africanas y los desiertos de Arabia también están en la biblioteca. Madisú, El pequeño pigmeo, Yamina intentando ayudar a un elefante que ha quedado huerfano, La dama y el león, La estrella del sur, La sorpresa de Nandi, una divertida historia entre animales y frutas o África, pequeño Chaka llevarán al público más joven al mundo del África negra, mientras que La maldición del faraón, Cuentos egipcios, El califa cigüeña, Mi miel, mi dulzura, El vengador del Rif o El color de la arena harán viajar a quien los lea a los países árabes y al norte de África.
Na Mitón o Las reinas de África llevarán al público adulto al interior del continente negro de manos de sus protagonistas femeninas, de las mujeres que aparecen en los cuentos tradicionales africanos en el primero, de aquellas aventureras que exploraron el continente en el segundo.
Y en el Fondo Juan March, Nixeria: arte tribal na colección Azar y Treasures of ancient Nigeria nos acercará a un arte poco conocido pero que ha tenido gran influencia en las obras artísticas actuales.
Quien prefiera cruzar el Atlántico para llegar a América, podrá realizar un viaje de norte a sur, desde los bosques de Alaska de Colmillo Blanco y La quimera del oro, pasando por los territorios indios y el salvaje oeste de El vaquero sin rostro, Kika superbruja y los indios, The West as America o Tradiciones que sobreviven en el arte folklórico americano, hasta llegar a México con ¿De vacaciones en México?, Perú con La diosa negra o la leyenda aymara de La noche del Tatú, o la selva del Amazonas (Maia se va al Amazonas).
Si se prefiere las islas del Pacífico, La tribu perdida nos llevará a una aventura entre los maoríes de Nueva Zelanda.
Así que, si este verano piensas hacer un viaje, pásate por la biblioteca. Es un destino exótico.

Comentarios

Entradas populares